HomeNoticias

Detienen a médico que ofrecía “cura milagrosa” contra el Covid-19

Recorridos virtuales por museos y lugares increíbles en Mexico
La venta de juguetes sexuales se dispara en México por el encierro y 70% de los clientes son mujeres
Mexicanas, entre las más afectadas por la brecha orgásmica

Agentes del FBI detuvieron al médico Jennings Ryan Staley en San Diego, California, acusado de fraude por vender un supuesto medicamento que cura e inmuniza contra el covid-16 durante seis semanas.

A través de un comunicado, la corporación informó que el médico dirigía la clínica Skinny Beach Med Spa en Carmel Valley, San Diego, dedicada a aplicación de bótox, remoción de cabello y transferencia de grasa.

Sin embargo, desde el mes de marzo a promocionar vía correo electrónico el “paquete de tratamiento Covid-19” con un costo de 3 mil 995 dólares.

Este kit de “tratamiento en base a experiencia” incluía hidroxicloroquina y azitromicina, además de medicamento anti ansiedad, para evadir el pánico, en caso de insomnio, informó el semanario Zeta.

Pero gracias a una denuncia ciudadana, agentes del FBI iniciaron una investigación que incluyó el envío de un elemento que se hizo pasar como cliente.

De esta manera, el agente pudo grabar a Staley ofreciendo su producto como una “cura asombrosa y milagrosa” para la enfermedad, y en caso de tomarla sin tener Covid-19, haría al paciente inmune durante seis semanas.

También lo presentó como una “bala mágica, curativa y preventiva. Es difícil de creer, es casi demasiado bueno para ser cierto, pero es un notable fenómeno clínico. Nunca he visto algo así en medicina, sólo para que sepan, realmente no puedo pensar en algo más. Literalmente, si tienes la enfermedad, desaparece en cuestión de horas”, afirmó.

Interrogado por el FBI, Staley dijo que sería tonto promover algo así, sin embargo, ya contaban con la grabación de su intento de venta.

Dentro del paquete de medicamentos, también incluía Xanax, conocido por tener sustancias controladas, sin ninguna examinación previa del paciente.

La hidroxicloroquina era enviada de China, para que él hiciera sus propias pastillas, y la registraba ante las autoridades como extracto de camote; el siguiente cargamento, llegaría para a mediados de mayo.

Por este hecho, el médico enfrenta cargos de hasta 20 años de prisión por fraude.

Fuente:Proceso/Foto:Twitter/abv

COMMENTS